Slider

espacios slider









3 jun. 2016

Two Souls One Heart



Capítulo 7: Noche de Halloween


Hoy no hay instituto, es Halloween. La verdad es que no tengo pensado hacer nada, como ya dije no me gusta disfrazarme. Quizás vea una película yo sola. Ya veré lo que hago.
Me desperté temprano, como la mayoría de días en los que no hay instituto. Desayuné y cogí el ordenador. Jugué un juego de estrategia que trata de las guerras más importantes desde la Edad Media hasta el Renacimiento. Es muy entretenido y me gusta bastante. Después estuve viendo anime, pues me encanta. Lo he visto durante toda mi vida. Se pasó la mañana y ni me di cuenta. Comí y empecé a hacer planes de salida, pues no quería pasarme toda la tarde en mi casa. A eso de las 17:00, 17:30 me fui al bar de una amiga. Cuando la pude sacar de allí nos fuimos con otras amigas nuestras y estuvimos paseando por ahí y divirtiéndonos. A eso de las 20:00 se fueron a celebrar Halloween a la casa de una de ellas y yo me tuve que ir sola a mi casa. La verdad es que no me importa, tampoco es que tenga miedo ni nada por el estilo. Iba caminando por la carretera cuando vi a unos tipos disfrazados. Se ve que estaban celebrando Halloween a la manera tradicional. Ellos iban en el otro lado de la carretera, así que seguí mi camino y no les presté mucha atención. Ellos me vieron, y empezaron a soltarme piropos y a decirme que me uniera a ellos. No les respondí, simplemente pasé y seguí andando cuando los veo que se cruzan la carretera corriendo y empiezan a rodearme. Aquello fue una pesadilla, empezaron todos a gritarme y a agarrarme diciéndome que me fuera con ellos, que me lo iba a pasar bien, que iba a disfrutar como nunca. Alguno que otro aprovechaba que me tenían sujeta para meterme mano. Estaba muy asustada, lloraba, intentaba gritar, pero me tapaban la boca. Me iban a violar allí mismo. No tenía a nadie a quien pedir ayuda. Me bajaron los pantalones, uno de ellos se acercó a mí y se estaba bajando también los suyos cuando de repente cayó hacia mí escupiendo sangre. Todos se asustaron y empezaron a mirar para todos lados a ver qué o quién había provocado ese K.O. a su amigo. De repente un chico fue lanzado misteriosamente del lugar y acabó en el otro lado de la carretera estrellado contra la pared de una casa. Todos empezaron a gritar y a huir acobardados por la sucesión de acciones paranormales que estaban ocurriendo. Yo me quedé sola, llorando y temblando del miedo que sentía, pues no sabía qué era lo que estaba pasando y tenía miedo de que yo fuera la siguiente en ocurrirle algo. De repente vi una sombra en mitad de la carretera que comenzó a acercarse a mí. Tuve ganas de chillar pero no pude. La sombra se detuvo a 1m enfrente de mí, y una silueta de una persona comenzó a revelarse. Temía a lo que pudiera suceder en ese momento. Mis ojos sollozaban mirando lo que pasaba delante de mí. De repente unos ojos rojos brillantes relucían en esa oscuridad y posaban su mirada en mí. La sombra había tomado la forma de una chica de pelo oscuro láceo, de mi estatura, quizá un poco más alta, y con ropa gótica. Me sonrió. En ese momento se me pasó la imagen de Megumi por la cabeza. Tenía el mismo gesto que ella cuando sonreía. En ese instante me habló como si me hubiera leído el pensamiento:

-Veo que ya sabes quién soy.

2 comentarios: